93 752 32 21    toldos_ruiz@yahoo.es          

» El Toldo punto Recto con Tensión es uno de los sistemas para balcones que permite la sujeción de sus brazos a las paredes laterales, adecuando así la inclinación deseada «

Lona-acrilica-toldo-cofre-punto-recto-con-motorDentro de la gama de Toldos para balcones, encontramos el Toldo Punto Recto, un sistema ideado principalmente para ventanas, pero que permite su instalación en balcones que incorporan paredes laterales para la sujeción de sus brazos a los extremos del toldo, aunque cabe la posibilidad de «pre-fabricar» unos soportes (cadiretas), con los que sustituir las paredes laterales inexistentes para la sujeción de sus brazos.

La gran ventaja del toldo punto recto, reside en los muelles incorporados en sus brazos, los cuales dotan al toldo de una tensión contra fuertes rachas de viento, evitando el movimiento del toldo y a su vez preservando la duración de este y evitando posibles roturas del mecanismo o de la lona.

 La apertura de toldo, viene determinada por la graduación que deseemos mediante sus brazos, los cuales pivotan desde sus puntos de anclaje en las paredes laterales y nos ofrecen una caída de hasta 170º, favoreciendo la entrada de luz cuanto menor sea su grado de apertura, o por el contrario preservando nuestra intimidad con su extensión máxima.

Todo el conjunto del mecanismo del toldo está fabricado en aluminio lacado de alta calidad , principalmente en los colores: Blanco, Plata, Negro y Bronce, con la posibilidad de lacar cualquier color de la carta RAL que sea de su agrado.

Su accionamiento puede ser manual mediante manivela o motorizado por medio de mando a distáncia vía rádio, con posibilidad de incorporar sensores para su extensión/recogida, los cuales nos garantizan una completa seguridad y durabilidad del toldo en nuestra ausencia.

El toldo punto recto se puede confeccionar con cualquiera de nuestros tejidos: Acrílico, Soltis, Screen o PVC.

El Toldo Punto Recto con Tensión, destaca por su robustez y durabilidad ante los efectos del sol, viento o lluvia, creando una zona de confort y a su vez graduando la cantidad de luz de entrada a la vivienda protegiendo así su mobiliario, ya sean cortinas, muebles etc, de su deterioro a causa de los rayos ultravioleta producidos por el sol.